Historia


Cellcosmet y Cellmen: una rica herencia familiar conjugada con un savoir-faire y una competencia técnica helvética única en el mundo
Nuestras marcas Cellcosmet y Cellmen tienen sus orígenes en una historia jalonada de proezas científicas y humanas. La excelente reputación suiza en cuanto a tecnologías, calidad y precisión, asociada a la pasión de sus fundadores, constituyen los cimientos del éxito internacional de nuestras marcas en el mundo de los tratamientos para la piel.

Historia

Nacimiento de la cosmética celular suiza
Inspirada en la celuloterapia, la cosmética celular nació en Suiza en los años ochenta. Se inspira de la aplicación médica desarrollada por el Profesor suizo Paul Niehans en 1931, fundador de la celuloterapia.
Una larga andadura científica será sin embargo necesaria antes del uso de esta técnica de revitalización en la cosmética.

Evolución

Una evolución iniciada por un hombre: el Dr. Alfred Pfister (1910-1990) - médico suizo y exalumno del Profesor Paul Niehans
Visionario apasionado por la ciencia celular en su aplicación médica, dedicará la mayor parte de su vida a la investigación de una técnica científica para sortear los numerosos escollos con que se topaban los procedimientos utilizados hasta entonces en los tratamientos celulares clásicos de revitalización, pues la liofilización o la congelación de las células mermaba su eficacia.

El Dr. Alfred Pfister encontrará un método nuevo estable, fiable y eficaz. En 1955 desarrolla un conservador que permitía ralentizar el procedimiento de deterioración de las células: el Método CellVital. Gracias a este último, las células se conservan de manera eficaz y pueden seguir «respirando». Toda su fuerza vital queda preservada.

Los ensayos realizados por el Centro de Investigación Battelle de Ginebra (ensayos del Profesor Warburg, Premio Nobel de Medicina) confirmarán a su vez la eficacia de este método.

La superación de esta etapa primordial hará posible el control de las células tras su extracción. El Dr. Pfister utilizará este método durante muchos años en el ámbito médico, en su clínica de revitalización. Más adelante, será su hijo, Roland C. Pfister, quien retomará la dirección de esta clínica (1977 - 1985) situada a orillas del lago suizo de Lemán.

De la Celuloterapia a la Cosmética Celular de Cellap Laboratoire
"¿Y qué puede hacer para la piel?"

Fue la pregunta lógica formulada por una paciente ingresada en la clínica de revitalización a Roland C. Pfister durante una visita postratamiento, y la que le impulsará y le convencerá definitivamente de la posibilidad de aplicar la ciencia celular en la cosmética. Efectivamente, el principio de la revitalización consiste en «estimular y revitalizar un órgano desvitalizado, envejecido prematuramente o estresado, mediante células jóvenes procedentes de un órgano similar al que se quiere tratar».

Puesto que la piel es un órgano vivo y no un vegetal, parecía pertinente que una aplicación cosmética fuera posible a partir de la ciencia celular.

Animado por la misma pasión que su padre por la ciencia celular, Roland C. Pfister se inspirará de los descubrimientos realizados hasta entonces en un ámbito estrictamente médico para trasladarlos de manera fiable y segura al ámbito de la cosmetología celular.

Estos son los fundamentos en los que apoyará para crear, en 1978, un tratamiento estético a base de células propuesto a los pacientes de la clínica. El éxito fue inmediato. El entusiasmo de los pacientes fue tal que no tardaron en manifestar el deseo de continuar el tratamiento fuera de la clínica. Para satisfacer esta petición, Roland C. Pfister debió idear un tratamiento cosmético que incluyera las células en un ungüento para un uso fuera del ámbito médico. La superación de esta etapa establecerá las premisas de la cosmética celular.

Esta época también está marcada por la búsqueda de fabricantes capaces de asumir la producción de cosméticos celulares. Sin embargo, las formulaciones planteadas por Roland C. Pfister comportaban un grado de tecnicidad tan elevado que ningún proveedor fue capaz de asumir su realización. El pliego de condiciones exigía mantener el material celular en estado activo durante meses. Los fabricantes no dudaron en recomendar el uso de células liofilizadas que ya producían para otras marcas. Dicha propuesta no presentaba ningún interés. Para Roland C. Pfister la presencia de la vitalidad de las células en las cremas era un imperativo indiscutible.

Roland C. Pfister se negaba a renunciar a su proyecto y estaba convencido de la aplicación cosmética basada en la ciencia celular. Esto le llevó a rodearse de los mejores equipos de biólogos y médicos. Compra su primera máquina, un homogeneizador de 20 kg de capacidad. Junto con un galenista, comienza a trabajar en el desarrollo de los ingredientes que entrarán en la composición de las futuras líneas de cosmecéutica celular suiza, Cellcosmet y Cellmen.

Cellap Laboratoire S.A.

La nueva generación de cosmética celular suiza

En 1982 Roland C. Pfister crea Cellap Laboratoire S.A. La empresa se dedicará exclusivamente al desarrollo cosmético.
En agosto de 1984 se finaliza y valida la formulación definitiva de los tratamientos cosméticos. En un primer tiempo, estos tratamientos se reservan exclusivamente a los pacientes de la clínica de revitalización dirigida en aquel entonces por Roland C. Pfister. Una vez superada la fase experimental, visto el éxito inmediato de los productos, parecía lógico ofrecer estos tratamientos únicos a una clientela internacional.

La decisión se concretó en 1985, cuando Roland C. Pfister renuncia a su mandato de administrador de la clínica de revitalización para dedicarse exclusivamente a la comercialización de esta nueva generación de cosméticos celulares suizos.
Roland C. Pfister, con la ayuda y el apoyo de esposa Edith Pfister, necesitó más de dos años para finalizar el concepto de cosmecéuticos Cellcosmet, para la Mujer, y Cellmen, para el Hombre.

En efecto, todo estaba por crear para iniciar una comercialización internacional de estas líneas de tratamientos celulares: packaging, documentación, modos de empleo, reformulación de los sistemas de estabilización celular en vistas de adaptar su uso en dermocosmética, entre muchas más proezas que debieron llevarse a cabo para asegurar la distribución selectiva de las marcas Cellcosmet y Cellmen en Suiza, y en el extranjero.

En 1986 Cellap Laboratoire S.A. se instala en Mont/Lausanne, se dota de un laboratorio de producción y envasado, de un departamento de Investigación y Desarrollo con tecnología puntera, y se rodea de los mejores equipos de biólogos y cosmetólogos.

Tecnología

1987: finalización y desarrollo del método CellControl™

Auténtico hito en el mundo de la cosmética, el método Cellcontrol™ es un acontecimiento clave de la historia de la cosmética celular y sienta las premisas de un éxito internacional.

El método CellControl™ permite mantener el material celular en estado activo durante meses gracias a un líquido estabilizador especialmente desarrollado por los equipos científicos de Cellap Laboratoire.
Gracias a él se obtiene células biointegrales estabilizadas activas que presentan la ventaja de mantener su integridad biológica y su extraordinaria fuerza vital. Estas células se incorporarán en los productos Cellcosmet y Cellmen. Su comercialización a escala mundial será exclusividad de Cellap Laboratoire.

Todavía hoy el Método CellControl™ aplicado por Cellap Laboratoire en sus productos celulares es el más eficaz y el mejor adaptado para preservar la actividad biológica de los extractos celulares, responsables de una estimulación revitalizante eficaz en la piel.

 

 

Lanzamiento de Cellcosmet y Cellmen

Cellap Laboratoire, creador y fabricante suizo de cosmecéuticos, lanzó en 1987 dos líneas celulares revolucionarias de tratamientos revitalizantes para la piel: 

- Cellcosmet (para la Mujer)
- Cellmen (para el Hombre)

Con este lanzamiento, Cellap Laboratoire se desmarca claramente de otras marcas de cosméticos, pues por primera vez en cosmetología se ofrecen líneas de tratamientos celulares que respetan:

- la edad fisiológica de la piel
- la identidad hormonal de la piel femenina y masculina

Efectivamente, las necesidades de la piel evolucionan en función de la edad fisiológica de esta última. Por esta razón, en nuestro surtido ofrecemos productos con concentraciones celulares que varían de un tratamiento a otro.

Desarrollada paralelamente a la línea femenina Cellcosmet, la línea Cellmen —reservada exclusivamente al Hombre— está formulada para adaptarse perfectamente a las necesidades específicas de la piel masculina. Esta línea cosmecéutica se ha convertido hoy en una de las más completas del mercado cosmético masculino.

Cabe señalar que nuestras marcas Cellcosmet y Cellmen cuentan con productos específicos para los tratamientos profesionales en los centros de belleza y Spas autorizados.

Cellcosmet y Cellmen, líneas de cosméticos 100% Swiss Made:
Desde la creación de sus marcas, Cellap Laboratoire afirma su voluntad de comunicar sobre el origen y la fabricación suiza de sus marcas. Sus envases, rojo y blanco, para Cellcosmet y, gris y blanco, para Cellmen, con una cruz suiza incorporada en el logotipo de la empresa, estos productos indican claramente a los consumidores internacionales los valores y el savoir-faire helvéticos que los caracterizan.

Además, con productos totalmente desarrollados, fabricados y envasados en Suiza, Cellap Laboratoire se enorgullece de poder atribuir el sello «100% Swiss Made» a sus marcas Cellcosmet y Cellmen. En último lugar, cabe mencionar que las líneas Cellcosmet y Cellmen forman parte de la élite de la cosmética suiza Swisscos, garantía de la excelencia y la calidad de los productos cosméticos suizos.

Desarrollo

Camino del éxito
Los mercados internacionales no tardarán en interesarse por nuestras marcas. Desde enero de 1988, el télex crepita con solicitudes de distribución exclusivas procedentes de Europa, de los mercados asiáticos y de países tan diversos como Japón, Estados Unidos y Rusia.
La evolución de Cellap Laboratoire se pone en marcha.
Esta evolución se llevará a cabo no solamente en los mercados, sino también en las estructuras de los laboratorios, los colaboradores, los productos y la continuidad de la empresa. A continuación se mencionan las principales etapas:

1988: Alexandre Chappuis, entenado de Roland C. Pfister, se incorpora a Cellap Laboratoire
Testigo de una nutrida herencia familiar, Alexandre Chappuis —actual Director General de Cellap Laboratoire— integra la empresa con esta pasión intacta y esta misma voluntad de innovación escrupulosamente transmitida por las generaciones anteriores.
Alexandre Chappuis velará ante todo por el desarrollo y la consolidación del posicionamiento de las marcas Cellcosmet y Cellmen en el mercado suizo y a escala internacional.

1993: La gama de productos celulares se completa con productos fito
Con la voluntad de satisfacer las cada vez más numerosas peticiones relacionadas con la relajación y el bienestar, Cellap Laboratoire incorpora componentes vegetales en algunos de sus productos (extractos florales, aceites vegetales y aceites esenciales), además de componentes marinos. Los biocomplejos fito se emplean cada vez que demuestran ser los más adecuados y eficaces en cuanto al resultado esperado.
Cellap Laboratoire desarrollará asimismo tratamientos poliactivos excepcionales, asociando en una misma fórmula —según las propiedades buscadas—, células biointegrales estabilizadas activas y biocomplejos fito. Esto permite a las formulaciones de Cellap Laboratoire beneficiar de la sinergia amplificadora entre los distintos tipos de activos (Cito + Fito) con el fin de potenciar los resultados obtenidos. Todavía hoy, Cellap Laboratoire es uno de los pocos laboratorios en todo el mundo que domina a la vez la tecnología de los biocomplejos cito (celulares) y la de los biocomplejos fito (vegetales).

1994: Inauguración de la filial estadounidense de Cellap Laboratoire, Swisscosmet Corporation
Instalada en un primer tiempo en Nueva York, Swisscosmet Corp. se establecerá en Florida en 2009, en un edificio construido especialmente y conforme a nuestros planos, para albergar las oficinas y el almacén.

1997: Las células biointegrales estabilizadas activas se obtienen mediante técnicas biotecnológicas. Una nueva proeza en el ámbito de la cosmética celular.
Precursor en innovación dermocosmética, Cellap Laboratoire logra un nuevo éxito en 1997: las células biointegrales estabilizadas activas se obtendrán de ahora en adelante mediante técnicas biotecnológicas. Este método revolucionario permite obtener cultivos de células abundantes, a partir de una célula. Así pues, a partir de ahora ya no será necesario realizar extracciones directas para cada aplicación. Los productos podrán ofrecerse a mayor escala, garantizando una eficacia y una seguridad máximas.

Se trata del descubrimiento más reciente y más técnico de la cosmetología moderna. Cellap Laboratoire está orgulloso de ser el pionero de la Nueva Generación de Cosmecéuticos Suizos Celulares y Fito.

1998: Cellap Laboratoire se refuerza con un Holding
La sede de Cellap Laboratoire Holding se establece en Mont/Lausanne (Suiza), en el emplazamiento  que ya albergaba los laboratorios de Cellap.

2005: Cellap Laboratoire obtiene el certificado ISO 9001:2000 y posteriormente, el ISO 9001:2008

2009: Lanzamiento de 7 productos nuevos en la línea masculina Cellmen
Estas novedades Cellmen se adicionan a los tratamientos existentes. Los productos high-tech que componen esta línea masculina aportan una respuesta específica a las expectativas del hombre moderno, consciente de su imagen y preocupado por su apariencia. Cellmen es todavía hoy la única línea de tratamientos cosmecéuticos celulares y fito que respeta la identidad hormonal de la piel masculina.

2010: Cellap Laboratoire adquiere su planta de producción de Mont/Lausanne (Suiza)
Ultramoderna y ultrasofisticada, la planta de Cellap Laboratoire abarca más de 3000 m2. Esta planta se inscribe en la lógica de desarrollo de Cellap Laboratoire encaminada a incrementar las capacidades de la empresa sobre el plano productivo y logístico, tanto a escala nacional como internacional.

2011: Lanzamiento de la línea exclusiva y confidencial CellEctive y de su Suero Celular Ultra-Tensor Densificante, CellLift Serum
Esta línea, compuesta de ingredientes ultraeficaces presentes en concentraciones elevadas, es el fruto de una de las investigaciones científicas más exigentes y punteras, capaces de ofrecer resultados excepcionales.
Esta línea excepcional vio la luz en 2011, con la comercialización de su primer producto, CellLift Serum, un suero celular antiedad ultratensor de resultados visibles e inmediatos. Éxito magistral en todos los mercados cubiertos por Cellap Laboratoire.

Todavía hoy…
... con el acceso a mercados con un fuerte potencial, la consolidación de las relaciones comerciales, la introducción de conceptos nuevos y el desarrollo de productos nuevos, Cellap Laboratoire escribe y marca indiscutiblemente la historia de la cosmética celular.

Nuestras marcas Cellcosmet y Cellmen tienen el mérito de haber sabido crear una visión nueva de la cosmecéutica, a la vez exclusiva y confidencial, con una alta dosis de tecnicidad y 100 % Swiss Made.

Fieles a nuestra imagen, seguimos esforzándonos para ofrecer a nuestros clientes la calidad y eficacia más elevadas, a través de nuestras marcas suizas cito y fito Cellcosmet y Cellmen.